Federación de Asociaciones Astronómicas de España

Usuarios

Presentación de dos libros de Alex Mendiolagoitia

24 de octubre de 2018
Libros de Alex Mendiolagoitia
Libros de Alex Mendiolagoitia

Este jueves 25 de octubre se presentan dos libros escritos por nuestro compañero Alex Mendiolagoitia, miembro de la Agrupación Astronómica de Madrid y directivo de la FAAE. Los libros llevan por título "El firmamento con prismáticos desde el campo" y "El firmamento con prismáticos desde la ciudad", y serán presentados en una charla a las 20:00 en el Planetario de Madrid.

Esta es una breve sinopsis de estos dos estupendos trabajos:

La observación del firmamento con prismáticos da para mucho. Por un lado hay objetos en el cielo que los telescopios no abarcan y por otro, éstos no son capaces de ofrecer una visión con encanto de los ricos campos estelares de la Vía Láctea, por lo que la observación con prismáticos complementa muy bien a cualquier telescopio.

Su amplio campo, su comodidad al observar con ambos ojos, su fácil e intuitivo manejo y gran portabilidad convierten a este instrumento óptico, además, en el material más adecuado para iniciarse en la observación del cielo estrellado.

Con el sencillo ánimo de acompañar al neófito y al experto por el firmamento, el colaborador de la Federación de Asociaciones Astronómicas de España –FAAE-, Alejandro Mendiolagoitia, ha publicado dos guías de observación del cielo con prismáticos; una para el campo y otra para la ciudad. Ambos libros se complementan, mostrando el libro azul un total de 122 objetos de cielo profundo (más que un catálogo Messier), mientras que el libro naranja está pensado para la observación urbana y explica que son 42 de los objetos de cielo profundo que se pueden ver aún con la contaminación lumínica tan lamentable que padecemos, amén de los objetos del sistema solar, auroras, otros fenómenos atmosféricos,...

Los dos libros vienen acompañados de consejos, curiosidades y capítulos introductorios que ayudarán tanto al experto observador, como a quien tiene unos prismáticos en casa y curiosidad por el cielo.