Con este título iniciamos un nuevo proyecto para los miembros de las Asociaciones Federadas, cuyo objetivo práctico es superar una serie de retos o ‘metas’ observacionales fáciles de cumplir. Esta iniciativa de la Federación cuenta con la colaboración inestimable de José Bosch Bailach, promotor de la misma.

Evidentemente, el objetivo último es más ambicioso y no se queda en la mera anécdota de superar los retos propuestos, sino que se inscribe en la intención de ofrecer a las AA, (y a sus miembros en definitiva), ideas y motivos para fomentar la observación del cielo y empezar a desarrollar trabajo sistemático, que ayude a conocer mejor este universo nuestro y a adentrarse, sin dificultad, en los hábitos y exigencias del método científico.

Empezamos la campaña con tres propuestas, (ver más abajo), no excluyentes, que seguramente resultarán de especial interés para una gran mayoría de los aficionados a la Astronomía, puesto que son sencillas de llevar a cabo, incluso para los más neófitos, al tiempo que también pueden resultar interesantes para observadores más experimentados.   En todos los casos se pretende un cierto rigor en la presentación de resultados que irá acompañado de un reconocimiento expreso desde FAAE, mediante la certificación de haber participado, así como un detalle –tipo premio- para los más aplicados.

Con las restricciones actuales debidas a la pandemia, muchas de las actividades grupales habituales han sido pospuestas y esto puede haber dejado cierto vacío en nuestra dinámica participativa.   Con esta iniciativa pretendemos revitalizar la actividad con la colaboración de las asociaciones y seguir adelante con esta afición maravillosa que nos une.

Para participar en estos proyectos es necesario ser miembro de alguna Asociación Federada y registrarse aquí. Al hacerlo se podrá descargar también un modelo estandarizado para presentar los resultados de los trabajos.

El plazo para cumplir con estas primeras propuestas es de seis meses: [01.11.2020 - 30.04.2021].  Los trabajos realizados deben remitirse a la Federación [Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.] antes de los 10 días siguientes de la fecha final de esta campaña de observaciones, (10 de mayo de 2021).  Todos los participantes que hayan completado el programa en cualquiera de los proyectos recibirán un certificado de la Federación.  Los mejores trabajos serán obsequiados con un pin de FAAE.  Para cualquier duda al respecto contactar con el correo anterior.


CURSO DE DIBUJO ASTRONÓMICO - por Leonor Ana Hernández

Para ayudar al registro de las observaciones, también se ha organizado un mini-curso de Dibujo Astronómico.  El curso, impartido por Leonor Ana Hernández, se ha desarrollado los días 30 y 31 de octubre en modalidad on-line.

Este curso ha sido grabado y estará disponible, como ayuda, en la web de FAAE sólo para los inscritos en los programas de observaciones visuales FAAE.


 PROPUESTAS DE OBSERVACIÓN


 

Los pueblos han usado su cultura e imaginación para crear imágenes en el cielo nocturno que reflejen sus creencias y visión del mundo desde el principio de los tiempos. A lo largo de los años, estas imágenes se definieron y se organizaron mejor en las constelaciones aceptadas que conocemos hoy. Entonces, ¿cómo se identifican los patrones estelares en la noche?. Es lo que se denominan asterismos. Los asterismos son grupos de estrellas que parecen estar asociadas entre sí, pero que no lo están, son una mera ilusión óptica. El asterismo más conocido es la Osa Mayor, que es una parte de toda la constelación. Este programa ha sido diseñado para ayudar a todos a apreciar la belleza y singularidad que ofrece el cielo nocturno y las formas a veces caprichosas y peculiares que sugieren los patrones estelares, recordando animales u objetos de nuestra vida cotidiana y de nuestra historia.

Este programa tiene como objetivo localizar los asterismos de la lista que se proporciona, observarlos, bien a simple vista o con prismáticos o telescopio y realizar un boceto del mismo. Quienes consigan estos objetivos recibirán el certificado del Programa de Observación de Asterismos de la FAAE, para ello hay que observar y dibujar 50 asterismos de la lista proporcionada. Para registrar las observaciones se utilizarán hojas propias de registro.

Se recomienda no usar telescopios computerizados con la idea de reforzar el conocimiento y búsqueda de objetos en el cielo. La lista de asterismos se ha dividido en tres categorías: a simple vista, con prismáticos y con telescopio, con un grado ascendente de dificultad a fin de que el aficionado pueda desarrollar sus habilidades observacionales. Una vez que se verifique la presentación y envío de las observaciones a la FAAE se le enviará su reconocimiento (certificado y pin de la FAAE).

Bibliografia:

“Objetos celestes para prismáticos”, de José Bosch et al.  Servicio de publicaciones de la Universitat de Valencia.
"El firmamento con prismáticos desde el campo", Álex Mendiolagoitia, ed FPMBOOKS
"Dibujo astronómico", Leonor Ana Hernández, ed Marcombo
"Asterisms, Small Patterns for Telescope and Binoculars" de Demelza Ramakers, disponible en:
(http://deepsky.waarnemen.com/asterisms/Asterisms_EN_VER4.2.pdf)


 

Los cúmulos abiertos son de gran importancia no sólo para la astronomía, sino para la astrofísica y la cosmología en general. Los cúmulos de estrellas son como laboratorios astronómicos, con estrellas a casi la misma distancia y todas creadas más o menos al mismo tiempo. Cada grupo es como un experimento estelar, donde podemos observar los efectos de la composición, la edad y el medio interestelar. Tomados colectivamente podemos entender su evolución y la de sus estrellas constituyentes. Estos cúmulos también son trazadores importantes de la Vía Láctea y otras galaxias. Nos ayudan a comprender su estructura actual y derivar teorías sobre la creación y evolución de las galaxias. Los cúmulos abiertos sirven para definir la escala de distancias de la Vía Láctea y extenderla a todas las demás galaxias y al universo entero.

Sin embargo, hay mucho más en el estudio de los cúmulos de estrellas que eso. Cualquiera que haya mirado un cúmulo a través de un telescopio o binoculares se ha dado cuenta de que se trata de objetos de una inmensa belleza, simetría y a veces asimetría. Ya sea un cúmulo como las Pléyades visto a simple vista, o con un pequeño telescopio, o binoculares, o el cúmulo como NGC 7789 cuyas miles de estrellas se ven de manera imponente en un gran telescopio, los cúmulos abiertos siempre asombran al observador.

Estos grupos estelares están disponibles para todos. Ya sea para quien use un telescopio grande o pequeño, ya sea con binoculares o a simple vista, o si se observa desde un lugar con cielos oscuros o en una ciudad contaminada por la luz, estos grupos de soles están allí esperando en cualquier noche despejada para que les echemos un vistazo.

Realizar este programa de la FAAE significa que el astrónomo aficionado también ha emprendido la tarea de estudiar estos maravillosos y diversos sistemas estelares y, con suerte, tiene una nueva comprensión y apreciación de estos objetos del cielo profundo.

La naturaleza de este programa no es sólo la observación de los cúmulos abiertos seleccionados, sino la capacidad de clasificarlos según el sistema de clasificación de Trumpler y la habilidad de dibujar los grupos seleccionados. Esto, en general, mejora la experiencia de observación y permite que incluso el observador más avanzado encuentre detalles en estos enjambres estelares que normalmente se pasan por alto. Se empieza siempre por un nivel básico que consta de los siguientes puntos:

  1. Observar 50 de los 75 cúmulos abiertos en la lista proporcionada.
  2. Dibujar 15 de los 50 cúmulos abiertos observados.
  3. Clasificar los 50 cúmulos abiertos observados mediante el sistema de clasificación de Trumpler.
  4. Están permitidas todas las técnicas de observación, incluyendo telescopios GOTO, star hopping, búsqueda manual con telescopios con montura ecuatorial o telescopios Dobson, etc.

Bibliografía:

- Pocket Sky Atlas. Roger W. Sinnot (Sky & Telescope). 
- Objetcs in the Heavens. Peter Birren (National Library of Canada)
- Sky Atlas 2000.0. Wil Tirion & Roger W. Sinnot (La versión de campo plastificada está muy bien)
- Los mapas de Toshimi Taki son gratuitos y muy buenos: http://takitoshimi.starfree.jp

 

Casi todos los astrónomos aficionados comienzan a conocer el Catalogo Messier tan pronto como abren su primer libro o guía de campo astronómica. El principiante seguramente encontrará  algún objeto espectacular representado y designado por su “Numero Messier" con la abreviatura universal M. De las miríadas de cúmulos de estrellas y nebulosas esparcidas por el cielo, esta lista contiene 110. Sin embargo, esto incluye la mayoría, pero no todos, de los más hermosos objetos denominados de cielo profundo observables desde latitudes medias septentrionales.

No hay nada en el catálogo que el poseedor de un instrumento tan sencillo como un reflector de tres pulgadas no pueda alcanzar en buenas condiciones de observación. Muchos de los objetos se pueden ver con binoculares y algunos a simple vista. Por tanto, el Catálogo Messier es un buen punto de partida para cualquier aficionado a quien le gusten los objetos del cielo profundo. Y eso que el catálogo empezó siendo una clasificación de falsos cometas.

La Federación ofrece un reconocimiento especial en forma de un certificado del Programa de Observación Messier de la FAAE. Es necesario observar y registrar 50 objetos de la lista proporcionada, que recoge aquellos objetos visibles en invierno y primavera. Hay que llevar un registro de las observaciones utilizando las plantillas facilitadas y se valorarán especialmente los mejores registros reportados.

Dado que el propósito del programa de observación Messier es familiarizar al observador con el tipo y ubicación de los objetos en el cielo, no se recomienda el uso de un telescopio automático que encuentre los objetos sin esfuerzo por parte del observador. Se admiten smart phones que utilizan aplicaciones para localizar objetos en el cielo nocturno. Pueden usarse los círculos de ajuste que se encuentran en el eje del telescopio. Son recomendables los visores de búsqueda, Telrads o dispositivos similares a Telrad.

 

Bibliografía:

"Nuevo Catálogo Messier", Joan Manuel Bullón i Lahuerta, ed Marcombo